Rincones para perderse

Las minas de Valdeplata y la fundición

Si hablamos de la historia de Calcena no podemos pasar por alto la explotación de los abundantes recursos naturales de la zona, y sin duda uno de los más importantes fue la minería en el barranco de Valdeplata.

Los restos de este complejo nos dejan entrever la importancia que tuvo en tiempos este lugar a juzgar por el tamaño de las edificaciones, construcciones que cuentan además con arcos de gran factura.

Algunos estudiosos indican que posiblemente su explotación se iniciara en tiempos de los celtíberos que utilización la plata extraída en estos y otros yacimientos dispersos en el Sistema Ibérico para pagar los tributos a los romanos, aunque las fuentes escritas no llegan a hablar de estas explotaciones. Asimismo, entre finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, el Ayuntamiento de Calcena entregaba cantidades variables de plata y oro a la Corona, propietaria de todos los yacimientos mineros, en concepto de impuestos, aunque tampoco se han realizado investigaciones documentales que analicen la calidad y la cantidad de lo extraído.

"Cerradas desde principios de siglo XX por falta de rentabilidad, en la actualidad la zona se ha acondicionado y balizado para disfrute turístico y deportivo, con el paso del GR90, la creación de un sendero local (SL-Z 71) y la colocación de carteles interpretativos muy interesantes."

Si finalmente te animas a visitar este enclave, debes salir por la carretera  A-2302 en dirección Trasobares y a unos 5km del pueblo verás los carteles informativos. En la entrada del albergue municipal también hay instalado un panel con información de utilidad.

 

 

Además nos encontramos en un lugar de especial interés medioambiental catalogado como zona ZEPA (Zona de Especial Protección de las Aves) y zona LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) muestra de ello es la espectacular fauna y flora que podremos contemplar. Es muy recomendable por tanto una visita para los amantes de la ornitología, donde podrán divisar aves como el buho real, águila real, alimoche común, avión roquero, buitre leonado, codorniz común, mirlo común entre otras o mamíferos como la cabra montés, comadreja común, corzo, erizo común, garduña, gineta, jabalí, liebre ibérica, lirón careto, murciélago de cueva, murciélago de herradura, musaraña gris, tejón común, zorro, ... En definitiva, un lugar con mucha historia y un rico patrimonio natural.

 

LA FUNDICIÓN

 

 

 

Fuente la Ojosa

Calcena cuenta con innumerables surgencias de agua gracias a las corrientes subterráneas de la sierra del Moncayo. Fuente Espadas, fuente del Tío pocho, las Fuentecillas... son algunas de ellas. Una de las más visitadas es la fuente de La Ojosa, está situada a unos 300 metros del pueblo en dirección a Purujosa. Cuenta con un pequeño merendero y unas mesas de madera. Un lugar tranquilo y muy cercano a la zona de escalada. Se puede llegar hasta aquí por la carretera muy poco transitada durante todo el año, aunque recomendamos un paseo por ¨la Calleja¨mientras observamos la zona de la huerta junto al cauce del Río Isuela.

“Las aguas del Moncayo riegan esta villa, gracias a ello los calcenarios han tenido en este recurso su forma de vida durante siglos .”

 

 

Acércate a este precioso lugar a merendar, a refrescarte con sus aguas cristalinas o simplemente a dar un paseo e inmortalizar las increíbles formaciones rocosas del cercano barranco de la Ojosa.

CALCENA, turismo sostenible.

"Calcena y su entorno también nos ofrece numerosas posibilidades para los que buscan el descanso y la tranquilidad de la zona. Paseos relajantes, ornitología, o simplemente un baño en las aguas del río Isuela..."

Pozos altos y el salto del batán

El paraje de Pozos Altos es, sin duda, una visita ineludible. A tan solo 3 kilómetros de Calcena en dirección a Trasobares por la carretera comarcal A-2302 nos encontraremos con un panel interpretativo junto con una señal de madera. En este punto el visitante encontrará una zona de estacionamiento. Accederemos por un sencillo y corto sendero y enseguida llegaremos donde se encuentra el salto del Batán, una bonita caída de agua que en su día los calcenarios aprovechaban para para el bataneo de paños (de ahí su nombre actual). Ya en época posterior también funcionó un viejo molino harinero por el que se accedía cruzando un antiguo puente románico, que todavía podemos disfrutar y que ha permitido durante siglos salvar el cauce del río Isuela.

Un enclave muy querido por los calcenarios puesto que durante siglos fue utilizado como lugar de baño y meriendas con familia y amigos.

 

 

 

IMÁGENES DE VALDEPLATA Y EL SALTO DEL BATÁN

El antiguo lavadero y parque infantil

Un rincón que no puede faltar en ningún pueblo y construido en el año 1949, nos traslada por un instante al pasado reciente de esta localidad, ya que en Calcena no llegó el agua corriente a las casas hasta mediada la década de 1980. Cuenta con un parque infantil para los más pequeños, así que se convierte en visita obligada si vienes con niños. Lo encontrarás a excasos 100 metros de la piscina municipal, visible desde la misma carretera y pegado al río, es un punto ideal para las calurosas tardes de verano.

 

 

 

 

Cómo Llegar y qué ver...

Rodeada de montañas se sitúa en el Parque natural del Moncayo, en la vertiente sur del Somontano del Moncayo a 836 m. de altura, en el valle del río Isuela. En la provincia de Zaragoza y perteneciente a la comarca de Aranda, está a una distancia de 100 Km de Zaragoza .Geográficamente está situada al O. de Zaragoza por la autovía A-2 y desvío por la A-2302 por ctra. local, en dirección a Morata de Jalón.

Podemos considerar que la Cara Oculta del Moncayo donde factores cómo su relativo aislamiento y los serios problemas de despoblación debido principalmente a las deficientes comunicaciones hacen conservar el sabor tradicional del casco urbano y la belleza de su entorno natural. Un paraje espectacular esperando ser descubierto por escaladores, senderistas, ciclistas, espeleólogos...